DECEPCIÓN TOTAL EN LA MENDIAK: FALLÓ LA ORGANIZACIÓN

0
188

Lo que pudo ser un gran fin de semana en la montaña terminó siendo un evento lleno de incertidumbre. La prueba de montaña invitaba a recorrer 5, 10, 21 y 42 kilómetros en El Bolsón. Tras varios años de exitosas convocatorias, nadie pudo anticipar que esta edición sería frustrante. El domingo se viralizaron los testimonios de los atletas que denunciaban circuitos sin marcar, falta de asistencia y cero respuesta de la organización.

Para conocer lo sucedido en primera persona, hablamos con Omar Martín de Alquimia Running. El grupo allense venía con asistencia perfecta en cada cita de la Mendiak y siempre valoraron el cuidado por el corredor, la dedicación de los organizadores y el ambiente agradable de cada competencia. Sin embargo, este año las sensaciones fueron muy diferentes. “Nunca hubo un problema. Qué pasó, no sé. Falló. Las internas las sabrán ellos, pero desde la largada hubo retrasos, el locutor no apareció nunca, en plena cuenta regresiva dijeron ‘alto’ y modificaron el circuito”, comentó Omar.

El sábado corrieron los niños y el evento no tuvo inconvenientes.

Algunos atletas fueron desviados, otros no. Los recorridos no estaban claros. “Algunos seguían de largo por el circuito de los kids. A algunos nos hicieron doblar a la izquierda. Los de 21 terminaron haciendo 12 kms. Los de 10 kms, a mi me marcó 19 kms y a otros 16 o 17 kms. Y los de 42 kms solamente hicieron 28. Muy mala la organización, no sé qué falló”, resumió Omar. El profesor también contó que desapareció la empresa de cronometraje y se suspendió la carrera en medio de insultos y mucha tensión.

Una situación horrible, Pablo agarró un megáfono y pidió disculpas entre llantos, no entendía que había pasado, los puestos de hidratación no estuvieron… Se descompensó, se lo llevó la ambulancia y la gente decía que se había escapado. Desarmaron la globa, se fueron”, aseguró Omar. En pleno caos, Paola – la otra profe de Alquimia- organizó a los corredores que ya habían regresado para salir a rastrear al resto de los compañeros.

“Yo rescato que la gente que fue estaba bien preparada, ese es mi orgullo. Hicieron el doble de kilómetros, doble esfuerzo y lo pudieron hacer. Sí hubo llantos de bronca, de no entender qué pasaba. Nos volvimos a buscar la gente nuestra, muy nerviosos y preocupados. Encontramos gente desorientada, fue lamentable, muy triste”, confesó Omar.

Los adultos de Alquimia, antes de que comenzaran las falencias en la organización.

Como viaje y experiencia, hoy valoran la solidaridad y solvencia que tuvieron para enfrentar las dificultades. Alquimia llevó medio centenar de atletas entre grandes y chicos. Sin embargo, los profes lamentan que se haya manchado un evento que venía dejando buenas experiencias. “En 6 años, la organización fue excelente. Vamos a pedir una explicación, por nuestros corredores”, sentenció. Los allenses hicieron un gran esfuerzo para pagar hospejaje, traslados e inscripciones.