LA ALIMENTACIÓN TAMBIÉN SE ENTRENA

0
144

En el marco de los 30 años del Gimnasio Vital, los profesores organizaron una jornada de reflexión y aprendizaje. Las nutricionistas Belén Martínez y Mariana Eulalia llegaron a Allen para dar una charla sobre los desafíos de la nutrición deportiva. Explicaron la importancia de saber elegir qué alimentos ingerir en cada momento del día, de acuerdo a nuestra exigencia y actividad física regular. Casi un centenar de deportistas locales escucharon atentos los consejos.

Las profesionales de Educación Alimentaria Para la Salud (EAPS) prepararon una exposición amena y dinámica. En primer lugar, dividieron a los participantes en grupos y pidieron que hagan una lista de las sensaciones positivas y negativas que suelen tener cuando hacen deporte. Luego, estas listas grupales se leyeron en voz alta y muchos conceptos se repetían. ¿Cómo trabajar para potenciar las cosas buenas y reducir las cosas malas del entrenamiento? De eso hablaron Belén y Mariana.

Repasaron las “4 R” de la nutrición deportiva: recargar, rehidratar, reparar y relajar. Llevar una dieta saludable y acorde a nuestra demanda diaria ayuda a mejorar el desempeño. Si tenemos objetivos de alta competencia, es fundamental sumar hábitos que colaboren con la recuperación del cuerpo. “Reparar sobre todo, en el alto rendimiento hay mucha destrucción que es propia de esa exigencia física entonces el reparar es muy importante para prevenir lesiones”, expresó Mariana Eulalia en diálogo con Bien de Allen.

Cualquier actividad física suma, va a depender de la intensidad con la que se la haga, la frecuencia, el disfrute que tengas porque la mejor actividad es la que podemos mantener por más tiempo y hacerla de forma constante“, señaló Belén Martínez. Moverse con regularidad potencia el bienestar general de la persona, aunque no esté abocada a objetivos competitivos. Y aunque tengamos una meta netamente recreativa, no debemos descuidar la alimentación ni la hidratación.

Consejito: leer la letra chica de los productos que compramos.

Durante la charla, los deportistas aprendieron qué alimentos son los que aportan energía y en qué momento ingerirlos. También pudieron analizar etiquetas de productos industrializados, para comer a conciencia. En la ronda de preguntas los participantes consultaron por las infusiones como el mate, la cantidad ideal de agua que debemos consumir, el descanso necesario entre entrenamientos y hasta por qué se dan los odiosos calambres. Fueron más de 2 horas de actividad plena.

“Mucha gente, un público muy variado e interesado y eso nos pone contentas porque estamos convencidas de que la nutrición debe aprenderse. Nos vamos felices, hubo muchas preguntas”, dijo Mariana Eulalia. Si bien suelen dar este tipo de capacitaciones, siempre se enfrentaron a grupos más pequeños. “Damos charlas normalmente pero a grupos más focalizados, reducidos. Por ejemplo vamos a una clínica de handball y son todos jugadores de handball. Creo que este ha sido el grupo más numeroso, tan masivo y con público tan variado”, reafirmó Belén Martínez.

“El mensaje que queremos dejar es que cuiden su cuerpo. El cuerpo es uno, nos acompaña siempre y le exigimos constantemente. Para estar vivos necesitamos alimentarnos pero muchas veces lo descuidamos. El que se sienta reconocido en este mensaje, que pare la pelota y pueda mejorar un poco, algunas líneas de su alimentación”, sentenció Mariana. Ambas agradecieron la iniciativa de Gimnasio Vital por organizar el encuentro en el salón del Centro de Empleados de Comercio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here