AVIVA CORRE, UNA PRUEBA DE FE

0
418

Este viernes, un grupo de atletas cristianos saldrá de Villa Regina con rumbo a Cipolletti. Se trata de 5 personas que vendrán a participar de AVIVA Argentina. Decidieron ser parte del evento y cruzar el Alto Valle a pie. Unirán su pasión por el deporte y su fe, para fortalecer cuerpo y alma. La intención es completar el viaje en 18 horas. Combinarán trote y caminata, cuidando su alimentación e hidratación. Paola Molina integra el grupo de corredores y contactó a Bien de Allen para difundir la travesía. Aseguró que el mensaje que llevan es simple. Quieren que más vecinos le abran su corazón a Dios.

El tramo desde la Perla del Valle hasta tierra cipoleña implica 87 kilometros de esfuerzo. Paola Molina y Susana Poblete fueron las que tuvieron la iniciativa y fueron juntando adhesiones en el último tiempo. Serán 5 personas en total en esta travesía. Se sumaron Carmen Santibañez, Yonatan Soria y Adrián Lucero. La salida está prevista para el viernes 7 a las 18.30 hs desde Ruta 22 y Pioneros. La marcha no será fácil pero serán acompañados por vehículos de apoyo. “Estamos expectantes, preparándonos para lo que se viene. Estuvimos entrenando y estamos confiados en que vamos a llegar”, dijo Paola.

“Esto nació en el corazón de Dios y nos usó a mi y a Susy para que hagamos esto. Un día entrenando, salimos a correr y hablando nos dimos cuenta de que teníamos el mismo sentir, el mismo deseo. De esta manera podemos mostrar lo que Dios está haciendo en nuestras vidas y agradecer también. Es querer mostrar lo que es Aviva, traer Aviva al deporte. Al principio, nos decían que estábamos locas y pasamos un montón de cosas desde que dijimos que lo que queríamos hacer”, relató la reginense. Recibieron el apoyo de sus profesores y el entrenamiento comenzó a hacerse a conciencia, con un objetivo claro.

El proyecto fue sumando gente interesada pero también tuvo complicaciones. Algunos atletas se lesionaron pero la iglesia les fue dando difusión y apoyo. Valoraron la magnitud del esfuerzo y esto permitió que aparecieran algunas personas más para trotar y para acompañar en autos de asistencia. “Salimos desde la oficina de turismo, calculamos tardar entre 16 y 18 horas. Lo vamos a hacer todo de un tirón, o sea, no vamos a parar a dormir. Cada 10 kilómetros vamos a parar para comer algo liviano, fruta, y seguir. Parar no más de 10 minutos”, adelantó Paola.

Lamentablemente, el grupo no tendrá acompañamiento policial. Los efectivos regionales están abocados a la Fiesta Nacional de la Manzana y no garantizaron su presencia durante el recorrido. “Teníamos miedo, por no tener seguridad, la ruta está muy cargada… pero no dejamos de creer en Dios y nos arriesgamos igual”, explicó Paola.

El trayecto de Regina a Cipolletti tendrá un paso obligado por la ciudad de Allen. Estiman que el sábado 8 al mediodía pasarán por las calles locales. El grupo espera recibir el aliento de los allenses y -por qué no- que se animen a acompañarlos unos kilómetros. Ingresarán a Allen por el acceso Bilo y luego seguirán viaje por Ruta 65. “Queremos entrar y hacer el paso por adentro de la ciudad. Justamente porque estaría muy bueno que nos vean, porque ya es el último tramo y el cuerpo seguro nos va pasar factura. El aliento de la gente te ayuda, te da mucha fuerza. Estaría genial que se sumaran corredores o en bici”, manifestó.

En la fan page de Bien de Allen estaremos publicando horarios de llegada, para que los vecinos puedan recibir a los atletas cristianos. “Nuestro mensaje más claro es que se acerquen a Dios. Que permitan que Dios pueda obrar y entrar en sus corazones. Es lo más lindo que una persona puede vivir. Para mi el deporte y la fe pueden ir de la mano. El deporte te hace bien al cuerpo y Dios te hace bien al alma, ese es el mensaje”, confesó la reginense. “Queremos mostrar a Dios. Dios no está en una iglesia, está afuera, en todas las cosas. Eso queremos representar”, sentenció Paola.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here