ROBARON LO POCO QUE QUEDABA DE LA PISTA

0
36

Otra vez, la misma sensación. La pista de atletismo de Allen parece ser tierra de nadie. El viernes por la noche, manos desconocidas se tomaron el tiempo y la dedicación necesarias para sacar todo el alambrado superior de la jaula de lanzamientos. Y digo la superior, porque la parte de abajo ya se la habían robado. Otra vez, nadie vio nada. Otra vez, volver a empezar de cero.

 En la imagen se ve que sólo quedaba “medio alambrado”. Ya no queda nada.

Esta mañana, el profesor Carlos Collomb expresó su malestar en los medios locales. El espacio de la Isla 16 es un terreno que han ido acondicionando para sus entrenamientos, de cara a los numerosos compromisos nacionales e internacionales. Como lanzadores y allenses, fueron poniendole horas de trabajo y esfuerzo al lugar donde practican y enseñan la disciplina. Sin embargo, la pista es blanco de robos que atentan contra el mejor ánimo o entusiasmo. Esta vez, la parte que aun quedaba de la jaula fue sustraída.

Según presumen los lanzadores, en la noche del viernes y usando escaleras, personas desconocidas cortaron en pedazos el alambre protector de la jaula. La parte superior está a unos 4 metros y debieron cortar todo porque no pudieron desenganchar las grampas de los postes. “Al llegar el sábado con toda la motivación que nos caracteriza, sorpresa… se robaron el tejido, lo que quedaba, la parte alta”, relató el profesor. “El dolor, la impotencia… las ganas de dejar todo e irte a entrenar a otro lado. Esto se suma a la mediocridad, el abandono, la falta de apoyo, la indiferencia de los dirigentes del deporte”, expresó Collomb. “Pero entrenamos más duro que antes, a seguir adelante como siempre. Dolidos, pero nada nos detendrá”, agregó.

 Los atletas locales junto al olímpico Lauro, un mes atrás.

Este lugar ya ha sufrido varios robos. Sigue siendo punto de reunión del atletismo regional, principalmente, por el empuje de los propios atletas de la ciudad. Es escenario de grandes competencias y no hace más de un mes que recibió al lanzador olímpico Germán Lauro. Bien de Allen comprende el malestar y la impotencia que han reflejado los locales. Se dan dos pasos adelante y unos cuantos para atrás. Falta compromiso de quienes tienen la capacidad de convertirla en un espacio único en el Alto Valle. Ni General Roca ni Cipolletti cuentan con un lugar similar. Y sin embargo, esta pista es otro de esos “tesoros” que los allenses no miramos… ni cuidamos. 

Muy pronto, más info en Bien de Allen!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here