LA FORTALEZA MENTAL TAMBIÉN SE ENTRENA

0
93

La práctica deportiva tanto profesional como amateur requiere de fortaleza mental. Cuando hay objetivos importantes a la vista, este punto toma mayor relevancia. Por esto ha crecido el trabajo de los coach deportivos, que acompañan a los atletas en el esfuerzo diario. En Allen, Leonardo Espinosa asumió esta tarea y explicó los beneficios de una preparación integral.

“Hoy sabemos que una mente fuerte es más que solo voluntad y habilidad, y es necesaria para alcanzar el éxito y que este sea duradero. La mente interviene en un 80% en el logro de objetivos. Si el atleta no sabe administrar sus pensamientos, emociones, conversaciones internas o interpretar la realidad, todo se volverá más difícil y pesado para él. Es fundamental preparar al deportista para que pueda identificar y manejar sus procesos internos y que no sea víctima de ellos”, afirmó Espinosa.

Esta herramienta resulta novedosa y puede sonar algo extraña. Espinosa definió al Coaching Deportivo como “un proceso de acompañamiento que ayuda al deportista o al equipo a desatar su máximo potencial desde la preparación mental, en el que se brindan entrevistas individuales con cada deportista, charlas grupales y capacitaciones al equipo. También al cuerpo técnico si se requiere”.

El servicio que se ofrece es el de “detectar todo lo que es interferencia entre lo máximo que puede ser y lo que la persona es”. En ocasiones, está la habilidad, el entrenamiento, la capacidad pero no ‘la cabeza’ para enfrentar un desafío. El deportista puede convertirse en su peor obstáculo para crecer. “Esas conversaciones internas, lo que se dice a sí mismo. La idea es que no esté limitado, se lo ayuda a trabajar en su mente y que tenga seguridad y fortaleza”, expresó. “No es sólo para el atleta profesional, es para cualquiera que quiera superarse”.

Como coach, Espinosa se propone como parte del equipo que colabora en el crecimiento deportivo de un atleta. Este rol se hace más necesario en los deportes de conjunto, donde el atleta tiene una doble presión porque además de sus temores y deseos, están los de sus compañeros sobre el desempeño de todos. Con el coaching deportivo se aumenta la autoconfianza, se identifican los pensamientos limitantes, se trabaja en las ideas negativas, en el compromiso con el grupo, la identidad con la institución y en el manejo del estrés.

Espinosa destacó que se trata de un proceso y que los resultados tienen su impacto en la vida cotidiana, ayudando a las personas en otros ámbitos de su vida, no sólo en el ámbito de su práctica deportiva. “Es un acompañamiento constante que colabora con las diferentes etapas que el deportista o equipo irá a atravesar”, remarcó.

Quienes quieran mayor información pueden entrar en la página web www.coachleoespinosa.com o seguirlo en redes sociales como ‘Coach Leo Espinosa’.

Fuente: Servicios Integrales de Comunicación.