FUE PARA UNIÓN, CON LO JUSTO

0
172

Hace instantes culminó un nuevo cruce entre los clubes locales por la Liga Deportiva Confluencia. El espectáculo fue bueno y no hubo que lamentar incidentes entre las hinchadas. El único gol de la tarde lo marcó Martín Chavarría para los Magos. Sobre los minutos finales, el desenlace no fue el mejor. Un petardo aturdió a uno de los asistentes y el árbitro decidió dar por terminado el partido. Más info en Bien de Allen!

Momentos antes de comenzar el encuentro en la primera división, los más chiquitos de Alto Valle desfilaron con una bandera de «No a la violencia». El lema se tuvo en cuenta y durante los 90 minutos no hubo inconvenientes entre jugadores o hinchas. El público local fue mayoritario y copó su terreno con el colorido azul y blanco. El resonar de la tribuna no cesó ni un momento. La parcialidad de Unión casi no hizo ruido.

Para los Tangas este clásico también contaba con el condimento particular de que hoy el club cumple 85 años de vida. Las familias del barrio se acercaron a compartir la tarde, con la excusa del fútbol. Grandes y chicos se vistieron para alentar y llovieron papeles y globos en todo momento. En el campo de juego, Alto Valle puso mucha actitud y buscó el arco contrario mucho más que la visita.

Sin embargo, por esas cosas del deporte, Unión abrió el marcador. En la agonía del reloj, casi despidiéndose del primer tiempo, Chavarría encontró una pelota en el área y la envió directo al ángulo de un cabezazo. Los Tangas no se desilusionaron y buscaron nuevamente su oportunidad. En el segundo tiempo, los locales volvieron a poner garra en El Rayador. El partido fue entretenido y sólo se detuvo unos minutos cuando el árbitro Higueras decidió echar al DT de Unión, Claudio Sícolo.

Todos contaban con que Alto Valle encontrara su chance de gol. Hubo varios intentos de peligro para el arco del ‘Chemo’ Suárez. Con mucha fortuna y un poco de destreza, el ‘1’ de los Magos alejó un par de remates que eran dignos de gol. Unión también probó su suerte en el arco contrario, pero no se sacaron diferencias en el marcador.

A los 43 minutos del segundo tiempo se produjo el incidente que derivó en la suspensión del partido. Sobre el lateral este de la cancha, un petardo voló y cayó muy cerca del lineman. El hombre se mostró aturdido y dolorido por el fuerte sonido, caminó unos pasos tambaleando y tomándose los oídos con ambas manos. La preocupación de los árbitros quedó plasmada en la determinación de Higueras. ‘No va más’, para el choque entre Tangas y Magos. La indignación reinó en todos los presentes porque el desarrollo futbolístico fue bueno y los hinchas se comportaron de manera ejemplar.

 Higueras se retira con custodia. El asistente aun se muestra dolorido.

Un puñado de personas, sobre el borde del ‘pulmón’ arrojaron la pirotecnia, escondieron la mano y se fueron saltando el paredón, para evitar a la parcialidad de Alto Valle. «Ustedes no son hinchas ni quieren al club», gritaban los Tangas, ofuscados porque la suspensión implica fechas sin ser locales y una multa económica. Algunas voces se animaron a responsabilizar a los efectivos policiales, que no habrían llegado a tiempo ni controlaron ese sector de la cancha.

Muy pronto, más info en Bien de Allen!